"Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones"