“El afán sin conocimiento no vale nada; mucho yerra quien mucho corre”